Lesiones frecuentes en remo

PIN Lesiones frecuentes en remo

Se ha comprobado que las lesiones más comunes en el remo son las que resultan del uso excesivo que se produce por la naturaleza repetitiva del deporte. Cuando un remero experimenta dolor por una lesión y continúa remando en lugar de descansar, puede conducir a una biomecánica compensatoria que puede agravar la lesión y provocar otros problemas. Consultar con un fisioterapeuta antes de comenzar el entrenamiento puede ayudar a evitar la lesión, así como buscar ayuda tan pronto como se manifieste cualquier incomodidad por el remo.

Algunas lesiones comunes de remo:

Lesión de disco lumbar

Los problemas de la espalda baja son lesiones comunes en el remo debido a la postura que los remeros se ven obligados a asumir. Una de estas lesiones es el prolapso de disco, a veces llamado “disco deslizado”, que puede ser causado por la excesiva fuerza aplicada a la columna lumbar al tirar de los remos hacia atrás mientras se inclinan hacia adelante. Los síntomas son dolores agudos de espalda baja que pueden irradiarse a la pierna. También puede haber entumecimiento y hormigueo. El dolor se alivia con el reposo y con el hecho de estar acostado en una posición de apoyo (a menudo de lado) en lugar de estar sentado. Un programa de fisioterapia que puede consistir en un masaje tisular profundo, movilización articular suave y técnicas de estiramiento será útil para aliviar el dolor y recuperar la flexibilidad. Es esencial someterse a un programa de rehabilitación de fortalecimiento bajo el cuidado de su fisioterapeuta para aumentar la fuerza de los músculos centrales y reducir el riesgo de volver a lesionarse.

Dolor de la articulación sacroilíaca

Esta es otra lesión de remo muy común. Las articulaciones sacroilíacas están localizadas en la parte baja de la espalda, una a cada lado de la columna vertebral. Conectan la base de la columna con la pelvis. Estas articulaciones pueden ponerse bastante rígidas con el remo prolongado y también pueden inflamarse, lo que puede provocar dolor. Los síntomas de la lesión sacroilíaca pueden incluir dolor y rigidez en la parte baja de la espalda, así como dolor referido a la ingle y dificultad para doblarse hacia adelante. El dolor suele ser unilateral, pero a veces se ven afectadas ambas articulaciones sacroilíacas. La presencia de espondilitis anquilosante, una forma de artritis degenerativa, también puede intensificar esta condición. El tratamiento requiere reposo, hielo y manejo de fisioterapia, incluyendo terapia de tejidos blandos y reentrenamiento de los músculos centrales.

Lesiones del manguito de los rotadores

El uso constante de las articulaciones del hombro durante la práctica del remo puede provocar lesiones del manguito de los rotadores, que pueden ser agudas o crónicas y que se manifiestan en dolor de hombro y limitación del movimiento, especialmente al levantar el hombro hacia arriba, hacia adelante y hacia los lados y al alcanzar la mano por detrás de la espalda. El tratamiento se realiza con RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation) seguido de un manejo fisioterapéutico para reducir el dolor, aumentar la movilidad y recuperar la fuerza alrededor de la región del hombro. Los pocos casos más severos que no responden a la fisioterapia pueden requerir una intervención quirúrgica.

Lesiones de rodilla

Los movimientos repetitivos hacia adelante y hacia atrás durante el remo pueden causar dolor y lesiones en la rodilla. Para evitar esto, el atleta debe observar la mecánica corporal adecuada – mantener los dedos de los pies alineados con las rodillas y los lazos girados ligeramente hacia fuera, involucrando los músculos centrales para asegurar una postura correcta de la espalda y tratando de mantener el movimiento de las rodillas fluido y relajado. Calentar las rodillas antes de remar y ponerles hielo después también puede ayudar a prevenir lesiones. Para un buen acondicionamiento, un programa de fisioterapia que asegure una adecuada fuerza y flexibilidad de los músculos centrales y de los miembros inferiores antes de empezar a remar, le dará una buena base.

Fracturas por tensión en las costillas

Las mujeres remeras parecen tener una mayor incidencia de fracturas por tensión en las costillas que sus homólogos masculinos, posiblemente debido a la disminución del entrenamiento de fuerza y resistencia. Las fracturas de costillas están más comúnmente asociadas con el remo de larga distancia. A menudo se siente dolor en la espalda con la sensibilidad sobre la costilla afectada. A veces el dolor referido puede dispararse a través de la región del pecho y el estómago. Se necesita una radiografía para diagnosticar una fractura por sobrecarga en la costilla. El atleta será dejado de lado por aproximadamente ocho a diez semanas con un retorno gradual al remo. Modificar la técnica así como la embarcación misma para permitir un brazo de palanca acortado puede ser útil. El aumento de la condición física general con el entrenamiento de fuerza en combinación con el manejo de la fisioterapia puede ayudar al atleta a evitar una nueva lesión.

El remo es un deporte hermoso ya sea para la competencia o la recreación; sin embargo, el nivel de condición física y la habilidad inadecuados o el uso excesivo pueden provocar lesiones. Si se ha lesionado mientras remaba, debería acudir a una clínica de fisioterapia para una evaluación y tratamiento.